Compromiso Anti Bullying

Mucho más que Artes Marciales, comprometidos contigo, comprometidos contra el acoso escolar

¿Qué es Bullying?

Bullying es una palabra alemana que significa acoso.

Diferencias entre Agresión y Bullying

  • La agresión es eventual, el agresor puede ser cualquiera
  • El bullying son agresiones continuas por parte de varias personas siempre las mismas.

Indicativos de Bullying: 

El hecho de que detecte en su hijo una o varias de estas cosas no significa que sufra bullying, solo son indicativos. Pero le servirán para hablar con él sobre los porqués de su comportamiento, y podrá ayudarle desde el principio ante cualquier cosa que le suceda.

  • Verbal: conductas agresivas sobre todo hacia los más débiles, y conductas autolíticas. Uso de palabras que no se suelen usar en casa.
  • Social: autoexclusión, auto-marginarse, sentarse solo alejado de los demás, no acercarse a otros. No querer salir de casa. No querer celebrar el cumpleaños.
  • Psicológico: dice perder cualquier cosa que lleva al colegio (le roban y no quiere inculpar a nadie) o directamente regala sus pertenencias para obtener amigos. Acepta los castigos sin rechistar, ni rebelarse, ni negociarlos por otros más favorables.
  • Sexual: asco a todo lo relacionado con el sexo y la sexualidad, no querer pasar por pasillos del supermercado dónde hay ropa interior, se aparta de televisión cuando aparecen escenas románticas o cercanas a lo sexual. Desconfianza extrema hacia personas de un género determinado (hombre o mujer)
  • Físico: moratones, ropa o material escolar roto con frecuencia, miedo y posturas corporales defensivas ante gritos (regañinas) como voltearse o ponerse en cuclillas con las manos sobre la cabeza, cuando en realidad son simples gritos correctivos de los padres a modo de regañina sin intención de pegarle.
  • Cibernético: indiferencia, desapego incluso odio hacia cualquier elemento tecnológico (ordenadores, tabletas, móviles).

Tipos de Agresiones. Se considera agresión todo aquello que puede hacer que nos sintamos mal.

  • Verbales: insultos constantes sobre su físico, apodos y motes peyorativos
    Sociales o Exclusivas: aislamiento y marginación del agredido por parte del grupo. Vacío social.
  • Psicológicas: considerar al agredido el sirviente del grupo el cual siempre hace ordenado por los demás las cosas “malas” que el grupo pide y sobre el que recaen todas las culpas y castigos por haber sido el autor.
  • Sexuales: la víctima es objeto de comentarios desagradables sobre sus inclinaciones sexuales o la grandeza o pequeñez de sus atributos, hasta llegar a sufrir tocamientos no autorizados, exhibición forzosa de sus partes íntimas incluso violación sexual.
  • Físicas: desde robar o destruir material o ropa de la víctima, pasando por collejas y zancadillas para acabar con verdaderas palizas grupales contra uno.
  • Cibernéticas: cualquiera de las anteriores o la suma de varias grabada y exhibida a través de medios electrónicos, redes sociales, canales de mensajería principalmente.

Recomendaciones para cada tipo de acoso Verbal:

Trabajar la autoestima y confianza en uno mismo Social: Descubrir las aficiones del niño y meterle en un grupo con otras personas dónde hagan y trabajen sobre aquello que le gusta (música, deporte, artes plásticas, naturaleza, religión y filosofía, robótica, etc.) si tu hijo es el raro por ser como es, incorporarle a un grupo dónde sea uno más, completamente normal.

  • Psicológico: tratar de incorporarle en otros grupos de amigos dónde pueda establecer relaciones de igualdad y no de sumisión y servidumbre Sexual: Nadie debería tocarnos nunca lo que cubre el bañador. Acudir a un profesional
  • Físico: Clases deportivas, especialmente artes marciales o defensa personal aportarán al menor la confianza en sí mismo suficiente para que los observadores decidan volver a meterse con él o no.
  • Cibernético: igual que acompañamos a nuestros hijos cuando son pequeños al parque y les damos algunas indicaciones (no acompañar a extraños ni aceptar regalos suyos), es importante acompañar a nuestro hijo en internet y telefonía móvil, supervisando sus mensajes (al menos hasta que sepa valerse por si mismo en ese entorno desconocido), y orientarle sobre lo que debe y no debe hacer, y cómo salir de distintas situaciones (canales de denuncia, etc.)

Artes Marciales & Acoso Escolar

En cualquier barrio podemos encontrar a dos vecinos, a uno al que atracan y rallan el coche tres veces al año, y otro al que en 15 años en la vida ha tenido ningún conflicto. Igual que los leones siempre van a por la gacela más débil, los abusones suelen escoger al individuo más débil de una clase como objeto de sus burlas y mofas, lo cual en algún momento corre el riesgo de convertirse en algo más. Las artes marciales están pensadas desde su origen para evitar esto: corrección postural para que haya una comunicación exterior de fortaleza y eliminar con la propia imagen muchas posibilidades de ser objeto de agresiones o acoso.

Por otro lado, la superación progresiva de tareas cada vez más complicadas (caer, saltar, golpear más rápido o soltarme rápidamente de cualquier tipo de agarre por ejemplo), aporta al niño un autoconcepto positivo, mucha seguridad en sí mismo, y autoconfianza.

Pero además, en artes marciales todo va reglado, desde descalzarse y saludar antes de entrar al tatami, hasta cuidar del compañero y hacer lo posible por no dañarle durante el entrenamiento, obliga al niño en todo momento a ser consciente de la fuerza que está empleando, y controlarla para no herir ni dañar a nadie.

Por último el hecho de tener un sistema de cinturones de colores, fomenta ayuda mutua, los cinturones más altos del aula ayudan a los cinturones más bajos lo cual fuerza a crear mucho compañerismo entre los menores, el año siguiente, cuando el niño adquiere un nuevo cinturón, está obligado a ayudar a los más nuevos, aunque tengan un o dos años más que él, situándose por delante de un mayor, y teniendo la responsabilidad de enseñarle y ayudarle, lo cual suele ser un chute de autoestima tremendo, para el menor que en otro ámbito lo está pasando mal por ser el elemento inferior del grupo.

Enric Navarro (2017). Experto en Bullying